Estrés,  SOP

SOP y ansiedad

He querido escribir sobre esta temática en esta etapa de cuarentena por la situación con el COVID-19 porque probablemente se esté agravando, tanto en la población general como en chicas con SOP. En éstas últimas es más frecuente, así que vamos a entender por qué hoy.

Todas conocemos los síntomas de pelo fino y su caída, hirsutismo, acné severo, manchas en la piel, ciclos irregulares… pero, ¿tiene consecuencias a nivel psicológico?

¡SIGUE LEYENDO!


¿IRRITABILIDAD, MAL HUMOR, SENSIBILIDAD?

A consecuencia de los ciclos irregulares, la carga hormonal que conlleva no es menospreciable y tiene estragos a nivel mental y emocional.

Toda persona, sobretodo mujeres, experimentan sentimientos de tristeza, angustia y ansiedad. Sin embargo, si tienes SOP, suelen ser emociones más agudas y parece una auténtica montaña rusa.

Si entendemos qué está pasando, podremos identificar esas emociones a tiempo y actuar sobre ellas.

Estos cambios de humor en muchas mujeres provoca fatiga, cansancio general, insomnio y hasta migrañas teniendo periodos de picos de energía. Es realmente agotador.

REPITO, es natural que alguna vez todos nos sintamos así, pero en las mujeres que tienen SOP suele ser una constante.

¿Qué es la ansiedad?

Debemos aprender a identificarlas y para ello, diferenciarlas. La ANSIEDAD es una respuesta adaptativa, totalmente natural en el ser humano. Se caracteriza por una sensación de agitación e inquietud que se manifiesta mediante una sensación de tensión emocional que acaba por somatizarse (te duele la espalda, el cuello…).

En la ansiedad NO existe un peligro real, el estado fisiológico es el resultado de un “peligro” mental ante acontecimientos que no han pasado, futuros, indefinibles e imprevisibles. Podemos sentirlo desde una situación en la que “mi jefe quiere esto y no me dará tiempo a aquello” a “mi pareja ha dicho esto y acabaremos así porque el otro día…”, etc.

¿Te sientes identificada con alguno de estos síntomas?

  • Insomnio.
  • Nerviosismo, inquietud.
  • Debilidad, fatiga.
  • Problemas digestivos.
  • Taquicardia, frecuencia cardíaca elevada.
  • Pérdida o aumento del apetito.
  • Espasmos musculares y tensiones (sobretodo cervical).

Existe evidencia científica sobre la relación entre cuadros de ansiedad y SOP en comparación con mujeres sin este síndrome.


¿Qué mecanismos están implicados?

Como bióloga ya sabéis que siempre me pregunto el cómo, así que allá va.

Sigue investigándose pero parece ser que hay varios indicadores que predisponen a tener ansiedad teniendo SOP:

  1. Tener obesidad: contra mayor sea el índice de masa corporal o IMC, mayor es la tendencia a la ansiedad. Esto es remarcable tanto en mujeres con SOP como en el resto de población.
  2. A mayor nivel de testosterona sérica, mayores niveles de ansiedad. Los niveles androgénicos pueden comprobarse en una analítica concreta (sanidad privada) o en los síntomas como el hirsutimo.
  3. Los niveles elevados de cortisol en este grupo de mujeres predisponen no solo a niveles de ansiedad más elevados, sino también de depresión.

Y ya no digamos lo que supone saber que eres menos fértil que antes de saber que tenías este síndrome. Esto supone un shock a nivel psicológico para la mujer muy importante.


Llamada a la acción: ¿qué puedo hacer?

Estilo de vida saludable

Para nosotras es fundamental que empecemos a cuidarnos a todos los niveles. Quizá no todo de golpe, como siempre digo, pasito a pasito y con buena letra.

Podríamos empezar con la alimentación, seguir con el movimiento, deporte, actividades sociales que más nos gusten…


Myo-inositol

Aconsejo encarecidamente utilizar este suplemento nutricional, que se merece una entrada para él solito.

Si no lo conoces y no sabes cómo empezar a tomarlo, te aconsejo que pinches en el enlace de este post que publiqué en Instagram. Principalmente, al regular los ciclos menstruales y mejorar la ovulación – fertilidad – mejora sustancialmente las crisis de ansiedad.


Omega 3

Los ácidos grasos esenciales del grupo omega 3 son el EPA (ácido eicosapentaenoico), el DHA (ácido donosahexaenoico) y el ALA (ácido alfa-linolénico). Son potentes antiinflamatorios y antioxidantes, por lo que teniendo en cuenta que el estado de ansiedad se acompaña de una fisiología oxidada e inflamada, ayuda considerablemente.

Yo personalmente recomiendo consumirlos con su fuente alimentaria, obteniendo todos los beneficios de éstas en lugar de un suplemento (a diferencia del myo-inositol, que sí lo considero imprescindible tomar en forma de suplemento).

Fuentes alimentarias:

  • 10 – 15 gr nueces/día
  • 2,5 – 5 gr aceite de lino/día
  • 5 – 8 gr de semillas de lino machacadas o rotas
  • Pescado azul

Es muy muy importante mantener una relación omega 3 y omega 6 correcta, por lo que debemos disminuir el consumo de alimentos altos en omega 6 para asegurar el mismo (aceites de semillas, ultraprocesados, margarinas…).


Vitamina D

Esta vitamina – hormona se merece una entrada a parte. Simplemente quédate con que 3 de cada 4 mujeres con SOP tienen baja esta vitamina/hormona, por lo que es muy importante hacer actividades al aire libre o tomar el sol para mantener en buen estado los niveles de esta vitamina.

¡COMPARTE!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
👐¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Si tienes cualquier duda estamos aquí para lo que necesites😊 ¿Te puedo ayudar en algo? 🌺