Estrés,  Mujer,  Recetas,  SALUD,  SOP

Depresión e Inflamación

La depresión es un trastorno mental muy frecuente, donde alrededor de 300 millones de habitantes en el mundo la padecen. Se caracteriza por sentimientos de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimiento de culpa y falta de autoestima, trastornos del sueño o apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Hoy quiero tratarla porque poco hemos hablado de la salud mental y sin ella, poca salud física podemos llegar a conseguir. Además, aquí hablamos de salud en la mujer: ¿sabías que la depresión afecta a más mujeres que hombres?

Veamos su estrecha relación con la inflamación y cómo podemos ayudarnos de ciertos alimentos para recuperar ese equilibrio fisiológico que quizás esté fallando.


Origen de la depresión

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Por ello, este no es un post para averiguar el origen de tu depresión, sino para que entiendas el papel de la inflamación en dicha patología.

Vamos a entender un poquito más qué está pasando en el cerebro cuando una persona padece depresión. ¿Conoces los neurotransmisores? Son sustancias químicas que comunican las neuronas entre ellas a través de las sinapsis y a nivel periférico para transmitir impulsos nerviosos a las fibras musculares.

Se cree que la depresión cursa con niveles anormales de neurotransmisores monoaminérgicos: serotonina, norepinefrina y dopamina. Estas tres sustancias son fundamentales para el funcionamiento cerebral, ¿y sabes qué? En el intestino se fabrica el 90% de la serotonina total porque su función entérica es super importante para la motilidad intestinal, secreción y sensibilidad. Además, existen algunas moléculas como la proteína TLR2 (tipo de receptor celular del sistema inmune) que ante un cambio de cantidad o calidad de microbiota intestinal, alteran también las concentraciones disponibles de serotonina. Por tanto, aquí ya vemos una relación entre uno de los factores que desencadena la depresión, la salud intestinal y el sistema inmune.


El papel de la inflamación en la depresión

El transportador TLR2 es una de las moléculas clave en la modulación de serotonina, siendo un mecanismo crucial en enfermedades neurológicas e inflamatorias intestinales.

Nuestro sistema digestivo, concretamente intestinal, dispone de 3 mecanismos para mantener la integridad epitelial y su papel como barrera de protección:

  1. El sistema inmune innato, que es la primera línea de defensa frente a la microbiota residente intestinal.
  2. La barrera transepitelial, que se mantiene mediante moléculas de adhesión y de unión intercelular que permiten seleccionar qué sustancias pasan hacia el torrente sanguíneo.
  3. El sistema inmune intestinal adaptativo que se pone en marcha cuando se rompe el equilibrio fisiológico (infección, alteración del sistema 1…)

La alteración de cualquiera de estos tres sistemas como permeabilidad intestinal o inflamación generada por el sistema inmune innato, supone un riesgo para el desarrollo de patología inflamatoria intestinal y, a largo plazo, enfermedades cerebrales como depresión.

Para ayudarte a entender esto mejor, se ha comprobado que la serotonina de la mucosa intestinal modula al sistema inmune y con ello la inflamación: la serotonina promueve la actividad linfocitaria y segregación de citocinas proinflamatorias.

De hecho, muchas patologías inflamatorias cursan con depresión precisamente por su interrelación. Si quieres que indaguemos más sobre esto, déjamelo en comentarios y haremos una segunda parte.


¿Cómo podemos aumentar los niveles de serotonina?

  1. Aumenta la ingesta de alimentos ricos en triptófano*, un aminoácido esencial precursor de la serotonina y melatonina: carnes, legumbres, pescados, huevos, semillas, frutos secos, lácteos, tofu, tempeh… Una vez más vuelvo y me repito: ¡las proteínas no son solamente para deportistas!
  2. Reduce todo aquello que te genere estrés o, si no puedes, aprende a tomarte las situaciones de otra manera. ¡La meditación puede ser tu ayuda más definitiva!
  3. Aprovecha las horas de luz para tomar el Sol o hacer actividades deportivas, ¡un 2×1! La vitamina D* es esencial para tu salud mental.
  4. Activa tu cuerpo, de la manera que sea y cómo quieras, pero debes activarte. Esto no solo te ayudará con la serotonina, sino también con las endorfinas.
  5. Regula tu ciclo circadiano descansando por la noche y manteniéndote enérgica durante el día. Es vital que tu reloj biológico funcione correctamente y con cierta rutina. ¿Sabías que está más que comprobado que las personas que trabajan a turnos tienen más tasas de depresión crónica e inflamación de bajo grado?

*Este suplemento puede beneficiarte en casos agudos en los que necesites un plus y con la alimentación no llegues a los requerimientos: pincha aquí (con mi código SARABIONUTRI10 te harán un 10% de descuento)

*En casos de bajos niveles de vitamina D recomiendo este suplemento: pincha aquí 1 vez al día con desayuno o comida.


Para saber más sobre suplementación y salud hormonal de la mujer, te recomiendo muchísimo mi nuevo libro Naturaleza Química, donde podrás encontrar información relacionada con el equilibrio hormonal, disminución de estrés e inflamación entre otras cosas. Para más información, puedes ir aquí.

¡COMPARTE!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
👐¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Si tienes cualquier duda estamos aquí para lo que necesites😊 ¿Te puedo ayudar en algo? 🌺