Mujer,  SALUD,  SOP

Como afecta el tabaco a tu salud hormonal

Se acercan las Navidades y como en todas las fechas, aparecen muchos más vicios que de costumbre.

Fumar no únicamente puede matarte o repercutir negativamente en tu estilo de vida, sino que va mucho más allá: repercute en tu salud hormonal.

¿Sabías que fumar tiene muchos más efectos negativos en las mujeres que en los hombres?

Por si no estabas al tanto, he decidido reunir una serie de información acerca de este hábito tan extendido y que está en auge (por desgracia) entre el colectivo femenino.

Al final veremos cómo repercute sobretodo en la fertilidad femenina. ¡VAMOS A ELLO!


Desventajas del tabaco en mujeres

Bueno, las evidentes no creo que debamos comentarlas (mal aliento, uñas amarillas, nerviosismo, ojeras, flacidez, riesgo aumentado de cáncer, envejecimiento prematuro, riesgo aumentado de patología coronaria…). Te voy a comentar algunas que quizás no sepas:

  • Vello facial. Sí, al disminuir los estrógenos y promover el hiperandrogenismo hay un claro aumento de vello facial y corporal donde antes no existía.
  • Acné. Por la misma situación hormonal anterior y porque la piel es un órgano que expulsa los tóxicos hacia el exterior. Es un maravilloso mecanismo para liberar toxinas sanguíneas. Además, la piel es mucho más seca, débil y fina aunque seas fumadora “cortoplacista”.
  • Aumento de peso. Al principio sucede lo contrario, porque inhibe el apetito y aumenta la adrenalina. Pero a medida que pasa el tiempo, se invierte el asunto y tendemos a acumular grasa en la zona abdominal (sobretodo por la resistencia a la insulina asociada).
  • Canas y alopecia
  • Problemas gastrointestinales. La acidez/ardor de estómago es muy frecuente y ahora sabrás por qué: el humo y la saliva cargada de compuestos del cigarrillo irritan la mucosa de la garganta y alteran el revestimiento del estómago, además de provocar una pérdida notable en la fuerza muscular de la válvula que comunica el estómago con el esófago. Le sumamos que la nicotina altera la función gástrica, segregando menos ácido (más riesgo de infecciones o úlceras y peor digestión) y menos hormonas protectoras del tejido.
  • Inflamación de bajo grado. El sistema inmune se vuelve más débil de forma general. Al estar constantemente inyectando toxinas a nuestro cuerpo, éste se ve forzado a defenderse continuamente y como no puede estar en todas partes, se centra en todo lo que provoca el tabaco y si “nos ataca” algún virus, bacteria, hongo… (recuerda que siempre están, por todas partes, incluido nuestro intestino) crecerá y nos infectará. De hecho, relacionando el punto anterior y este, entenderás por qué la enfermedad de Chron es mucho más frecuente en fumadore/as.
  • Resistencia a la insulina
  • Disminución notable de la fertilidad (en hombres también)
  • Varices. Al debilitar la circulación general, hay mayor riesgo a tener varices notables y molestas. Si además tienes una genética que te predispone a ello y llevas un estilo de vida sedentario, aún se agrava más la situación.
  • Menopausia precoz.

Tabaco, fertilidad y equilibrio hormonal

Verás, una de las principales ventajas de no fumar o de dejarlo es que ganas en calidad de vida. Si eres mujer, cada mes te alegrará el alma: la regla dejará de ser molesta o tan dolorosa como lo era cuando fumabas y si eran irregulares se empezarán a regular.

La buena noticia es que cuando dejas de fumar, la nicotina, el plomo, el cadmio y otras sustancias radioactivas que contiene el tabaco (sí, de liar también) se expulsan.

Otro aspecto importante dentro del sector femenino es la píldora anticonceptiva. Dicha pastilla aumenta notablemente el riesgo de coágulos en la sangre y posible trombosis. Como el tabaco tiene el mismo efecto en nuestra circulación, está totalmente desaconsejado tomar pastillas anticonceptivas si fumas (de hecho, a partir de los 30 el médico NO te permitirá tomar la píldora si no dejas de fumar).

Prospecto de una marca X de anticonceptivos combinados

La disminución de la fertilidad tanto en hombres como mujeres fumadoras es una realidad más que comprobada tanto por la comunidad científica como a pie de calle.

En hombres se ve disminuida la velocidad y calidad del esperma y en mujeres se debe al desequilibrio hormonal y al empeoramiento de la ovulación. Por tanto, quedarte embarazada será más costoso.


Cuando deje de fumar, ¿ganaré peso?

Nuestro cerebro se acostumbra a las dosis diarias de nicotina, sobretodo en jóvenes y aún más en el género femenino.

A medida que pasa el tiempo y se torna un hábito crónico, se genera tolerancia a la cantidad de nicotina administrada cada día. Es por este motivo por el que el cuerpo demanda cada vez con más frecuencia más cantidad de nicotina (por eso “engancha”).

Algunos de los síntomas que predominan en el síndrome de abstinencia (tanto cuando quieres dejar el tabaco como cuando tu cuerpo pide más dosis) son la irritabilidad, la mala calidad de sueño y la dificultad de concentración.

Por tanto, si llevas años fumando recurrentemente y quieres dejarlo, tu cerebro necesita restablecerse a nivel circulatorio (hasta ahora no le ha llegar toda la sangre que necesitaba para funcionar de forma óptima) y recuperarse del síndrome de abstinencia. Hasta que ese momento llegue, sí que aumentará el apetito y el insomnio precisamente porque se encuentra en un estado de ESTRÉS que durará aproximadamente entre 2 y 4 semanas.

¡COMPARTE!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
👐¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Si tienes cualquier duda estamos aquí para lo que necesites😊 ¿Te puedo ayudar en algo? 🌺