Mujer,  SALUD,  SOP

Me duele la regla

Pues sí, que levanten la mano las que han dicho alguna vez esta frase. ¡Servidora!

Vamos a ver en este post cómo de normal es que nos duela la regla, ya te adelanto que un dolor incapacitante no tiene nada de normal y sí de habitual.

Esto nos da indicios de que hay un desequilibrio hormonal o en otro sentido, y que algo debemos hacer para solucionarlo y ganar en calidad de vida.


Normal o anormal

Un dolor leve, que notemos pero que nos permita hacer nuestra vida habitual no sería preocupante. Esta sensación se debe a que durante la descamación del endometrio existe una inflamación fisiológica que permite que sangremos.

Las prostaglandinas son unas sustancias similares a las hormonas involucradas en tu dolor menstrual al fomentar la inflamación y contracción uterina.

Hay personas más o menos sensibles a este proceso, así que yo me voy a centrar en darte soluciones tanto si tienes molestias como dolores.

Inciso, es importante que si tienes un dolor incapacitante hasta el punto de necesitar algún fármaco, debes contactar con un/a profesional que te ayude a que esto no siga sucediendo. No necesitas “aguantar” por tener la regla, pues algunas veces es debido a presencia de fibromas, endometriosis, adenomiosis, estenosis cervical…


Las molestias más frecuentes

Seguramente has tenido alguno de estos síntomas, a veces tenemos unos y otras veces otros, pero solemos tener cierto patrón individual:

  • Migrañas y dolores de cabeza
  • Dolores musculares (sobretodo lumbar) y articulares
  • Dolor abdominal o pinchazos en la zona pélvica
  • Sensibilidad en los pechos
  • Cansancio
  • Nerviosismo
  • Piernas cansadas o adormecidas
  • Retención de líquidos
  • Diarreas o mayor frecuencia en las deposiciones

¿Identificada? Algunas son menos preocupantes que otras, y el grado siempre es clave.


¡Vamos con las soluciones!

Pues sí, podemos hacer y mucho algo para poner remedio a estas molestias.

  1. Disminuye tus niveles de estrés. Sí, lo escuchamos muchísimo y seguimos sin hacer caso… Y es que es el principal factor no solo de mayor dolor menstrual, sino de retrasos, anovulaciones… Medita un ratito cada día y verás sus beneficios.
  2. Reduce o elimina la cafeína. El café es a no ser que tengas alguna patología gástrica o de malabsorción, etc. y debas reducir su consumo. En cuanto a dolor menstrual (e incluso fertilidad) mejor no abusar si notas que te produce cierta aceleración y ansiedad. Si no sabes bien bien cómo te afecta porque lo tienes muy instaurado, prueba a no consumir durante una semana.
  3. Consume alimentos ricos en antioxidantes. Están presentes (sobretodo) en frutas y verduras así que cada día debes consumir ambos grupos de alimentos si quieres beneficiarte de esta maravilla de moléculas.
  4. Incorpora sustancias antiinflamatorias naturales, como la cúrcuma con piperina o la vitamina D cuando te expones al Sol. Hará que no necesitemos paracetamol o ibuprofeno 🙂 Este tip te ayudará también con los dolores de cabeza, migrañas, dolores generales…
  5. Hidrátate siempre que puedas. El agua, la gran olvidada. A mayor cantidad de agua consumida, menor retención de líquidos.
  6. Asegura una correcta ingesta de omega 3 (antiinflamatorios) y disminuye los de omega 6 (proinflamatorio). Pescados azules, aceite de lino, nueces… ¡Son tus mejores aliadas! Y tus peores amigos son los fritos, azúcares, harinas refinadas o aceites de semillas.
  7. Consume buenas fuentes de magnesio. ¡TACHÁN! El chocolate negro es uno de los alimentos con más magnesio (también almendras o aguacate) así que por eso nos apetece tanto en la fase pre y menstrual. Pero recuerda, que sea mayor de 75% cacao porque sino será proinflamatorio al tener mucho azúcar.
  8. ¡CAMINA O MUÉVETE! Aún con molestias, este simple hecho puede hacer bajar la inflamación, retención de líquidos y movilizar las prostaglandinas (RECUERDA: Encargadas del dolor) de las zonas donde notas dolor y repartise por todo el cuerpo de tal forma que baje esa sensación molesta. Al movernos nuestros músculos demandan sangre y por ende se movilizan esas moléculas.

¡Sigue estos consejos y cuéntame qué tal!

Te dejo una imagen para que hagas pantallazo y la tengas a mano cuando estés en “esos momentos” 😉

¡COMPARTE!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir el chat
👐¿Necesitas ayuda?
¡Hola! Si tienes cualquier duda estamos aquí para lo que necesites😊 ¿Te puedo ayudar en algo? 🌺